En El Hogar de la Flauta Travesera somos conscientes de la dificultad que supone la compra de una flauta, especialmente en los niveles de estudio más elementales. Es por ello que les facilitamos una pequeña guía para conocer ciertos factores que les ayudarán a la hora de su elección.

 

¿Flauta nueva o de segunda mano?


Cuando buscamos en internet que flauta comprar por primera vez se pueden encontrar multitud de marcas, modelos, precios y opiniones que nos pueden hacer dudar de todas ellas o hacernos comprar una que no resulte adecuada, o tal vez sí.  

Una de las mayores dudas a la hora de comprar es si merece la pena comprar una flauta nueva o por el contrario decantarnos por una flauta de segunda mano, todo tiene ventajas e inconvenientes dependiendo del estado en que se encuentre.

Si nos decantamos por una flauta usada a simple vista nos va a suponer un gasto menor, sin embargo, puede representar a futuro una inversión mucho mayor. Debemos asegurarnos que la flauta se encuentra en buen estado, no solo en cuanto al ajuste, zapatillas o golpes sino que pasado ha tenido la flauta. En nuestras instalaciones se reparan flautas de este tipo que han sido compradas sin saber que los ejes estaban doblados, sucios, zapatillas rotas, tornillos manipulados… lo que supone un gasto mucho mayor en reparaciones que evitaríamos comprando una nueva.

Debemos asesorarnos adecuadamente.

 

Marcas


Existen multitud de marcas y modelos, pero cuando buscamos un instrumento pretendemos que la emisión de sonido sea fácil, el mecanismo no provoque tensiones en las manos y que eso no conlleve una frustración y desencanto a largo plazo..

Marcas como Jupiter, Pearl o Miyazawa, a diferencia de otras con igual recorrido en un nivel iniciación, fabrican flautas desde hace muchos años y mantienen un estándar de calidad-precio que las hacen idóneas para una primera flauta utilizando buenos materiales, aunque el precio no se vea reducido significativamente.

Si indagamos en niveles superiores es curioso observar como para abaratar precios se modifican aspectos como el tipo de plata que se utiliza (Sterling, Argentium, Britannia…) la pureza de la misma, la aleación, calidad de los corchos, fieltros, tornillos, etc…

Como ejemplo una Sankyo, Muramatsu, Altus o Miyazawa con cabeza de plata o de plata entera, se conoce su precio, calidad y rendimiento, así como la calidad de los materiales utilizados. ¿Cómo se explica que otras marcas ofreciendo aparentemente lo mismo difieran tanto de precio? Solo hay que probarlas para reconocer la diferencia.

Cada flauta aporta una cualidad significativa en el sonido, una sensación distinta a la hora de tocar, una digitación diferente, por lo que en nuestra opinión es fundamental probar diversos modelos y marcas para poder percibir estos aspectos y realizar una compra correcta y fiable.